Entradas

Tendencias en murales: flores.

Si estás pensando en un mural para decorar la habitación, el baño, o el salón o quizá la cocina, la temática floreal es una apuesta segura. Permite crear ambientes siempre llenos de vida y color y revivir espacios apagados tanto con macetas o parterres, jarrones cubiertos de ramos  o toda una gama de especies en brote. Realmente cualquier opción es válida para una transformación inmediata de cualquier rincón.

Las opciones son innumerables. Una tendencia que viene pisando fuerte es la versión monumental o en XXL que  invade toda la superficie y ofrece un aire dramático y espectacular innegable. Resulta especialmente indicada para quienes desean imprimir un toque escenográfico protagonista y convertir la pared en algo singular y cargado de personalidad.

Existen también opciones más discretas que emulan pequeños ramos de flores y fragmentos de jardines con pinceladas realistas. Las explosiones floreales que aspiran, sin embargo, a una mayor  fuerza visual necesitarán un fondo oscuro para crear suficiente contraste y captar toda la atención. Los fondos claros, por otra parte, contribuirán a ampliar ópticamente el espacio. Pero será gracias a los juegos cromáticos y de proporciones que se realicen como se lograrán los efectos decorativos deseados.

Una combinación de talento artístico, creatividad y gustos personales permitirán determinar el concepto definitivo. Por este motivo, resulta imprescindible contar con el asesoramiento de expertos profesionales que sean capaces de comprender los deseos de cada cliente e imprimir su personalidad en la creación de cada mural.

Ikerna Garden, especialistas en muralismo interior y exterior. Si lo puedes imaginar, lo puedes tener.

 

BLOG-elige-una-1

Cada vez son más las personas interesadas en contar con un jardín vertical que permita brindar a la naturaleza verdadero protagonismo en el hogar. Una alternativa decorativa muy ecológica que se adapta a cualquier espacio, independientemente de su tamaño, y que puede adoptar un estilo visual muy diferente en función de las plantas elegidas.

Para hacer una selección adecuada, conviene tener en cuenta que este tipo de jardín no crece directamente sobre el suelo por lo que su estructura debe facilitar a las plantas el acceso a los nutrientes. Se suelen distinguir entre hidropónicos, organizados por niveles sobre fieltros no tejidos de distintos materiales, y de sustrato o suelo provisto de compost. En ambos casos se recurre al sistema de riego solo que en el segundo los nutrientes se transfieren además por medio de las raíces.

En teoría se puede emplear cualquier variedad de planta siempre que pueda nutrirse correctamente pero algunas especies se adaptan mejor que otras como las trepadoras, los arbustos y las herbáceas. Para aportar color siempre es posible incluir una tulbaghia violácea, o ajo de jardín, que crece rápido, resiste incluso cuando el riego presenta problemas  y florece en verano y otoño.

La Duranta Repens es otra opción interesante. Una de esas plantas perennes colgantes de exterior que ofrece frondosidad y flores de diversos colores. Igualmente la Ajuga Reptans, por su adaptación a jardines con iluminación directa y semisombra o  la Platycerium bifurcatum, helecho perenne que crece sobre otras plantas. Se suman los Geranios, de gran belleza y penetrante aroma; Hoyas, de fácil cultivo y gran durabilidad y Begonias, de flores de tamaños, formas y colores diversos como especies especialmente indicadas para los jardines verticales exteriores.

Para temperaturas templadas (en interior o exterior), quizá una de las primeras recomendaciones sea la Cinta, planta herbácea de rápido crecimiento y gran resistencia a largos periodos sin riego. También la Monstera Deliciosa, Ficus Repens, Bergenia Cordifolia, Helechos, Orquídeas, Hostas y Cáscaras de Nuez se revelan como atractivas candidatas para un jardín vistoso y espeso.

A partir de aquí, riego, poda y abono para asegurar que luzca siempre como el primer día. Y, por supuesto, creatividad, elemento crucial para garantizar un espacio llamativo y en armonía con el resto de la decoración.