Por qué elegir puertas correderas. Por qué elegir puertas de cristal.

Puede que tengas claro que tu casa necesita puertas correderas para aprovechar mejor el espacio, favorecer la continuidad visual y mejorar la habitabilidad del hogar. Pero puede también que hayas escuchado toda una serie de argumentos para rechazar tu primer impulso. Te desvelamos las claves de éxito para disfrutar al máximo de este sistema de cerramiento.

Fusionan espacios y aportan amplitud pero es importante cumplir algunos condicionantes: deben ser anchas, las estancias que se comuniquen entre sí necesitan (para un óptimo efecto) contar con el mismo tipo de suelo y altura de techos y, a ser posible, las puertas deben ser del mismo color que las paredes.

Son especialmente útiles cuando se busca el aprovechamiento y uso frecuente de espacios como vestidores, despensas…etc para evitar el cierre continuo y facilitar un acceso directo e inmediato. También son muy recomendables para baños de pequeñas dimensiones y aseos reducidos, cuartos con poco fondo o donde el inodoro o mueble del lavabo interrumpen la trayectoria de abatimiento de una puerta convencional.

Y por supuesto, las puertas correderas de cristal son de especial interés para exteriores. La apertura visual e iluminación que proporcionan no tienen comparación a ningún otro material. Resultan claves cuando se quiere conectar la vivienda con el paisaje; disfrutar de toda la luz natural y lograr al mismo tiempo un aislamiento térmico y acústico que se queda reflejado en las facturas. Belleza y ahorro en una sola opción.

Si quieres disfrutar de un hogar moderno, funcional y eficiente, recurre a las puertas correderas de cristal. Y recuerda que en Ikerna Garden somos especialistas en la instalación de acristalamientos D’Glass, líder del mercado, para transformar tu casa en un espacio más amplio, más luminoso y más integrado con el entorno.



0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario