Artica es una localidad navarra situada al norte de Pamplona, en la falda del Monte Ezcaba (San Cristóbal), montaña que protege a Pamplona del frío norte. En esta localidad hemos realizado una instalación de césped artificial, delimitado por traviesas de madera y áridos blancos en los laterales, y la colocación de baldosa negra en contraste con la baldosa blanca existente en el porche.

En esta ocasión hemos utilizado uno de nuestros superventas, el césped artificial 36 mm. Diversso.

El resultado es un espacio totalmente renovado para los dueños de la vivienda, ganando una zona de ocio con la que anteriormente no contaban, además de un cambio estético notable para su jardín.