BLOG-cortinas-de-cristal

Las cortinas de cristal constituyen una novedosa solución en el campo de la carpintería de cristal. Su particularidad consiste en que las láminas de vidrio se unen entre sí en su parte lateral cuando la mayoría de piezas disponen de marco en su cara superior o inferior.

Por lo general están fabricadas con PVC y se utilizan para cerrar terrazas, jardines o balcones de viviendas sin perfiles. Los motivos son muy claros: permiten aprovechar al máximo los espacios, obtener toda la iluminación natural posible y protegerse de las inclemencias meteorológicas en un ambiente térmico confortable.

Cuanto mejor sea el material del perfil, el nivel de hermeticidad y la calidad del propio cristal, mayor será el aislamiento que proporcionarán las cortinas de cristal. Como consecuencia, no solo se podrá disfrutar de una temperatura agradable constante sino también de un importante ahorro en la factura eléctrica.

El mantenimiento de este tipo de superficies resulta, por otro lado, bastante sencillo. Lo importante es eliminar los residuos y polvo que se acumulan en los perfiles interiores; lubricar con cierta regularidad los rodamientos con un spray de silicona y limpiar los cierres de cristal para que puedan seguir siendo funcionales.

En resumen, las cortinas de cristal ofrecen unas prestaciones técnicas que mejoran, sin lugar a dudas,  la calidad de vida de los usuarios. Más espacio, más luz, más vistas y mayor confort térmico. Eso sí, es aconsejable confiar siempre en las mejores firmas. De hecho, en Ikerna Garden nos dedicamos a la instalación profesional de cerramientos acristalados de D’Glass, una marca líder que fusiona la arquitectura con el entorno como si fuera una extensión del propio paisaje.

Hay que verlo para creerlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario