La estética natural que ofrece la madera conquista, sin duda alguna, por su elegancia y calidez y es que no deja de ser una opción ideal para disfrutar de ambientes acogedores con claras pinceladas rústicas. Un encanto sin límites que se encuentra en verdadero auge. De hecho, el tono madera es uno de los más solicitados en el mercado, incluido el sector de los pavimentos tecnológicos.

En realidad, el color madera en su amplio repertorio cromático, nunca pasa de moda. Su fuerza decorativa resiste el paso de los años sin perder un ápice de su encanto. De ahí que se le atribuya una atemporalidad capaz de permanecer inmutable al paso de otras tendencias mucho más efímeras. Saber que no va a cansar en ningún momento es  toda una garantía.

Además resulta un tono de lo más versátil ya que encaja en estancias de inspiración clásica como moderna y admite desde el estilo minimalista a industrial y nórdico, por mencionar algunos. Dormitorios, salones, baños, pasillos o recibidores son igualmente susceptibles de rendirse al evidente atractivo de la madera. En definitiva, allá donde se incluya el éxito está asegurado.  

Se une la luminosidad que aporta. Gracias a este tipo de tonalidades se amplían visualmente las dimensiones de cualquier habitación y reciben una fuerte dosis de luz, especialmente cuando se recurre a los matices más claros. Una cualidad muy útil para hogares pequeños que necesitan exprimir al máximo todo su potencial.

En definitiva, optar por el color  madera natural significa inclinarse por la calidad, el valor y la autenticidad a corto y largo plazo. Por eso en Ikerna Garden elegimos la mejor firma en tarimas tecnológicas: Supradeck. Esta marca ofrece toda una gama de productos en tonos madera que combinan tecnología puntera y diseño que disfrutes durante décadas de ambientes con estilo.

Cada vez son más las personas interesadas en contar con un jardín vertical que permita brindar a la naturaleza verdadero protagonismo en el hogar. Una alternativa decorativa muy ecológica que se adapta a cualquier espacio, independientemente de su tamaño, y que puede adoptar un estilo visual muy diferente en función de las plantas elegidas.

Para hacer una selección adecuada, conviene tener en cuenta que este tipo de jardín no crece directamente sobre el suelo por lo que su estructura debe facilitar a las plantas el acceso a los nutrientes. Se suelen distinguir entre hidropónicos, organizados por niveles sobre fieltros no tejidos de distintos materiales, y de sustrato o suelo provisto de compost. En ambos casos se recurre al sistema de riego solo que en el segundo los nutrientes se transfieren además por medio de las raíces.

En teoría se puede emplear cualquier variedad de planta siempre que pueda nutrirse correctamente pero algunas especies se adaptan mejor que otras como las trepadoras, los arbustos y las herbáceas. Para aportar color siempre es posible incluir una tulbaghia violácea, o ajo de jardín, que crece rápido, resiste incluso cuando el riego presenta problemas  y florece en verano y otoño.

La Duranta Repens es otra opción interesante. Una de esas plantas perennes colgantes de exterior que ofrece frondosidad y flores de diversos colores. Igualmente la Ajuga Reptans, por su adaptación a jardines con iluminación directa y semisombra o  la Platycerium bifurcatum, helecho perenne que crece sobre otras plantas. Se suman los Geranios, de gran belleza y penetrante aroma; Hoyas, de fácil cultivo y gran durabilidad y Begonias, de flores de tamaños, formas y colores diversos como especies especialmente indicadas para los jardines verticales exteriores.

Para temperaturas templadas (en interior o exterior), quizá una de las primeras recomendaciones sea la Cinta, planta herbácea de rápido crecimiento y gran resistencia a largos periodos sin riego. También la Monstera Deliciosa, Ficus Repens, Bergenia Cordifolia, Helechos, Orquídeas, Hostas y Cáscaras de Nuez se revelan como atractivas candidatas para un jardín vistoso y espeso.

A partir de aquí, riego, poda y abono para asegurar que luzca siempre como el primer día. Y, por supuesto, creatividad, elemento crucial para garantizar un espacio llamativo y en armonía con el resto de la decoración.

Se dicen muchas cosas sobre el césped artificial, algunas ciertas y otras muchas carentes de sentido y de realidad. Desmontamos algunos de los mitos más recurrentes en este sector que demostrarán las grandes ventajas de esta alternativa sostenible para exterior.

El primer mito hace referencia al tipo de relleno que se emplea en este tipo de césped. Lo cierto es que los materiales que se utilizan son reciclables. En cuanto al caucho que se destina con frecuencia a campos de fútbol, está elaborado con neumáticos y no es tóxico. No obstante, cada vez surgen más propuestas de rellenos a base de productos naturales como la fibra de coco o arena de sílices, ambas muy presentes en instalaciones residenciales y paisajísticas.

Tampoco es cierto que sea inseguro para niños o mascotas. En realidad, el césped artificial es antialérgico, no atrae insectos y no necesita la aplicación de productos químicos para su mantenimiento o cuidado. Es decir, se trata de una superficie protegida para los más  delicados de la casa.

En cuanto a las opciones decorativas, no son  más limitadas que en el césped natural puesto que  admite igualmente la plantación de árboles, arbustos o plantas con los que dotar de  personalidad y atractivo visual al paisaje.

En lo que se refiere a la economía, el césped artificial resulta especialmente interesante. Solo 1m2 evita el uso de 750 litros de agua que exigiría una superficie natural. Todo ello sin mencionar la posibilidad de prescindir de fertilizantes y abonos con sus consecuentes gastos para el mantenimiento de todo el área. A ello se suma el hecho de no tener que recurrir a maquinaria como cortadoras de césped evitando costes de  gasolina y emisiones nocivas de carbono.

Los mitos no dejan de ser mitos que restan objetividad a muchas realidades. En este caso, se puede afirmar sin duda alguna, que el césped artificial constituye la alternativa sostenible para crear espacios exteriores verdes sin pasar factura al planeta.

Fuente: perfectgarden

La inauguración de nuestro Showroom en Pamplona, único en la zona norte, sigue dando de qué hablar. Hoy sábado 18 de mayo la sección Click del Diario de Navarra reproduce unas fotografías de la misma y un pequeño comentario. Muchas gracias a Diario de Navarra por su interés y asistencia.

Dentro de nuestra labor de patrocinio, nuestro vehículo participante en rallys ha tenido un muy buen resultado en el último: 1° de clase 2° de grupo y 23° en la general de 80 coches. ¡Enhorabuena!

¡Hemos recibido el stock de césped artificial! 
Desde ahora lo tienes disponible en nuestro showroom del Pol. Ind. Mutilva Baja Calle I Nave 1. Metros y metros de los mejores modelos de césped con tecnología Intercésped. Podrás verlos, tocarlos, y comprobar cual es el que mejor se adapta a tu espacio, siempre asesorado por un experto de Ikerna Garden.

Ikerna Garden, representado por Ricardo Ubanell y Manu Rubio, cierra un nuevo acuerdo con Teyco, fabricante de cerramientos y techos móviles D’glass. Muy pronto podrás ver su gama de producto en nuestro ShowRoom del Pol. de Mutilva Baja, calle I, nave 1. Seguimos creciendo con los mejores.

 

Dentro de las colaboraciones que realizamos con diversas entidades y empresas, Ikerna Garden ha sido elegida como Favoritissimo por el portal de profesionales Habitissimo.  Enhorabuena a todo el equipo y a nuestros clientes, si ellos no lo hubiéramos conseguido.
Gracias por hacernos más fuertes.

Listado de las empresas seleccionadas en Navarra

¿Te has fijado en que el día comienza poco a poco a durar un poco más? Si te resulta duro volver a la rutina diaria después de las fiestas de Navidad, esta será una de las pocas alegrías, pero este pequeño cambio nos indica que pronto podremos comenzar a utilizar cada vez más el jardín o terraza, y que debemos estar preparados. Estáte atento a nuestra página puesto que pronto tendremos novedades de la mano de Intercésped y su desembarco en Navarra con un novedoso ShowRoom.
https://ikernagarden.com/

Para dar sensación de verano, para acompañar a esa piscina que lleva tiempo rondando en tu cabeza y por fin la tienes en casa, o simplemente para tener un espacio verde en el hogar para decorar, el césped es una de las superficies que mejor casan con una vivienda.

Si, por diversos motivos, no podemos mantener una zona verde en nuestro hogar, no hace falta renunciar a ello, pues actualmente existen una amplia variedad en cuanto a césped artificial que simulan a la perfección a uno real, y si lo mantenemos en perfectas condiciones nos durarán lo que queramos.

Los céspedes artificiales crean ambientes naturales y muy frescos, así que su cuidado debe ser el más adecuado, para que agentes externos como el viento, el agua, las altas temperaturas o el uso diario no acaben por desgastar y deteriorar su aspecto y condición.

Cómo limpiar el césped artificial:

Como bien apuntábamos, los meses de verano son la época perfecta para disfrutar al máximo de las zonas externas del hogar, entrando en juego el uso que hacemos al césped, que es mayoritario en contraposición al invierno.

Las altas temperaturas, el efecto del viento, las deposiciones de nuestras mascotas o el deterioro por pisarlo hacen del césped artificial una zona que cuidar a menudo.

Su mantenimiento es sencillo, y podemos limpiarlo fácilmente con una aspersión rápida de la manguera que tengamos en el exterior. Los céspedes artificiales de última generación están fabricados para dejar pasar esa agua que echemos y que no aparezcan charcos o barro por su acumulación.

Esta acción es de vital importancia cuando los días de más calor se acentúan y, basta con unos minutos para poder recuperar su aspecto más lúcido y que no pierda calidad ni intensidad de color.

Por otro lado, si nuestro césped está instalado con arena de sílice, hará que la humedad se retenga, pudiendo mantener esta zona más fresca durante más. Pero, además, tendremos que mantener esta arena bien esparcida por todo el césped, pues con el viento se podrá mover hacia zonas acumulándose, y con un leve cepillado a contrapelo con una escoba o cepillo evitaremos que ocurra.

Otra acción a realizar pasa por higienizar el pasto sintético, es decir, intentar que las bacterias y/o bichos pasten libremente por tu césped artificial. Basta con agregar a nuestra zona verde higienizadores que no dañarán ni decolorarán nuestro césped.

En otras épocas del año, también es necesario un mínimo de mantenimiento. Por ejemplo, en otoño será imprescindible realizar una recogida de hojas secas para que no dañen la superficie, simplemente dándole con un rastrillo suavemente o con un soplador de hojas, de fácil manejo y que no daña el césped.

Finalmente, cuida tu zona verde como si fuese el interior de tu hogar. Intenta no arrojar restos de comida o basura que puedan dar un aspecto deteriorado, y si no podemos evitar mancharlo, intenta limpiar lo que se haya derramado con un producto diluido en agua, como puede ser el amoniaco, aproximadamente con un 3% de cantidad es suficiente mezclado con agua.

Fuente: habitissimo